Guía para comprar Electroestimulador Rodilla

La electroestimulación en las rodillas se aplica como un método de rehabilitación, recuperación y sanación de las articulaciones que se pueden ver afectadas por las distintas actividades diarias.

Las rodillas son una de las partes de nuestro cuerpo que, en términos de movimiento y desgastes, sufren más. Siendo el punto básico de movimientos en cada acción que hacemos, desde una simple caminata hasta una disciplina deportiva. Su cuidado es importante.

Es por ello que en esta oportunidad dedicamos este artículo al electroestimulador para las rodillas, para que, una vez que conozcas su funcionamiento puedas comenzar a utilizarlo y darle a tus rodillas el debido trato que tanto se merecen.

Comparativa de los Mejores Electroestimuladores Rodillas 2019

Marca y modelo

Valoración

Canales

Programas

Precio €

Beurer Electroestimulador Rodilla



¡Ideal para rodillas!

-

4

Compex FIT 1.0

4

10

Compex Sport Elite 


¡El mejor valorado! 

4

31

Compex FIT 5.0


2 (ampliable a 4)

30

globus-duo-pro

Globus DUO Pro

2  

35

beurer-em80

Beurer EM80

4  

20

¿Qué son las rodillas? 

Las rodillas son las articulaciones más grandes, completas y complejas que podemos tener. Con una versátil estructura se encarga de sostener todo el peso del cuerpo mientras se está de pie o en movimiento.

Las articulaciones, especialmente las rodillas son unos de los sitios que sufren daños con mucha frecuencia, porque también está sujeta al desgaste que constantemente le damos. Por ejemplo, personas que sufren sobrepeso, sobre ejercitación en las piernas o lesiones que no han sido bien tratadas.

No es de extrañar que personas, de cualquier edad sean propensos a tener problemas con estas articulaciones. Es por ello, que existe el electroestimulador para las rodillas que tiene como propósito fundamental disminuir dolores y daños.

El uso de electroestimuladores en las rodillas 

Los electroestimuladores TENS en las rodillas son empleados principalmente con fines de rehabilitación. Emplea la tecnología de los electroestimuladores, que es capaz de relajar toda la zona tratada con vibraciones específicas que envían señales al cerebro, produciéndose un desprendimiento de las endorfinas y con esto una liberación del dolor.

Los electroestimuladores es usado por aquellos que entrenan en el mundo fitness y deportistas para evitar que las rodillas y otras articulaciones sufran daños por desgastes o por el nivel forzado de ejercitación. Siendo la electroestimulación, entonces, como una terapia preventiva. Puedes consultar nuestra selección de los mejores electroestimuladores musculares del mercado.

Sin embargo, hay personas con lesiones en la rodilla que pueden ser un poco más graves. Las lesiones más frecuentes de esguince, desgarres, daños al fibrocartílago, los ligamentos y desgaste en general.

Todos estos padecimientos pueden ser tratados con mayor veracidad al emplear los electroestimuladores en un modo de rehabilitación.  Porque no solamente los músculos sufren daños, sino que también esta zona puede verse afectada y es importante tratarla. Y con la electroestimulación en las rodillas se puede evitar, incluso, una cirugía. Sin embargo, es importante consultar con su médico a fin de seguir sus sugerencias y opiniones como especialista sobre el tema.

Lesiones en la rodilla 

Las lesiones en las rodillas, tal y como lo mencionamos anteriormente, se debe a que no le damos un buen trato a nuestras articulaciones y a veces, se ejercita demasiado esta zona, sin pensar en las repercusiones. Pero, gracias a la tecnología, con la electroestimulación se puede tratar algunos daños.

Cuando hay lesiones de larga duración lo primero que se debe hacer es mantener inmóvil la pierna y a la larga solo se atrofia la rodilla, y esta es una zona donde se ve más la consecuencia. Es por ello que la rehabilitación es indispensable, pero el dolor o tipo de lesión puede impedir que se hagan ejercicios de movilidad controlada. Entonces, la primera opción será la electroestimulación que permite dilatar la tensión de la zona afectada.

Por medio de rehabilitaciones que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar.  No tiene ningún efecto contraproducente y puede aplicarse para personas incluso cuando están recién operados. Lo importante es que no estén con heridas abiertas.

A continuación, te explicamos algunas de las lesiones que pueden ser tratadas con un electroestimulador para las rodillas. Sin embargo, es importante que consultes con un especialista y sigas sus recomendaciones y sugerencias.

Esguince de rodilla

El esguince de la rodilla existe cuando varios ligamentos o tendones sufren un estiramiento que sobrepasa de las posibilidades anatómicas del ser humano. Puede ser causado por actividades deportivas como el fútbol o ciclismo, como por un impacto contra el piso o golpe directamente en las rodillas mientras que el pie no tiene posibilidad de flexionarse.

Después de la fase de dolor, se debe realizar fisioterapia para recuperar el movimiento sin ningún dolor. En esta fase la electroestimulación del tipo TENS será la protagonista para la completa sanación. Terapias interdiarias con electroestimulación en una intensidad intermedia permitirá que los tendones se relajen y recuperen su elasticidad.

Desgarro en la rodilla

El desgarro es una de las lesiones más comunes, ya sea que se rompa por completo el músculo o no produce un dolor intenso que inmoviliza a la persona afectada. Pueden estar involucrado los músculos del cuádriceps o directamente un tendón.

Este tipo de lesión, aunque genera dolor, puede atenderse inmediatamente con la electroestimulación. En una lesión única o programada el malestar ocasionado por el desgarro puede eliminarse. La electroestimulación TENS será el tratamiento adecuado porque permite que los músculos y tendones vayan relajándose hasta volver a su nivel inicial.

Lesión de menisco (daño al fibrocartílago) 

Las lesiones al menisco son causados por duros movimientos sin que haya habido una correcta flexibilización ni de los músculos ni de los tendones. Entre todas las lesiones de la rodilla esta es la más frecuente.

El menisco es un cartílago que tiene la función más importante de la rodilla, pues este es un conector que permite la unión entre fémur y la tibia, pero que, al mismo tiempo, los mantiene debidamente separados para que así pueda producirse el movimiento regular.

Cuando este cartílago sufre daños, en algunos casos puede ser incluso irreversible teniendo que recurrir a las cirugías, pero no es frecuente. El tratamiento para esta lesión aparte de reposo y antinflamatorios es la electroestimulación. 

El daño al fibrocartílago disminuye con rapidez cuando se trata a tiempo con varias sesiones de electroestimulación en las rodillas. Debe aplicarse directamente en la zona afectada con un nivel de intensidad de moderado a fuerte que produzca una sensación de relajación. El paciente sentirá como un masaje en la rodilla. Podrá relajarse y a su vez lograr el nivel de tensión necesarios sin que se produzca más.

Uso excesivo de la rodilla 

En determinados momentos de nuestra vida utilizamos las rodillas de tal manera que la sobre saturamos hasta el punto en que se genera un desgaste o cansancio.

El uso excesivo de las rodillas se debe a constantes caminatas sin hacer descansos y usar zapatos inadecuados, estar muchas horas de pie, no tener una regeneración de células óseas y musculares adecuadas entre otras posibilidades.

Lo cierto es que, el uso excesivo de las rodillas, ya sea que te sobre ejercites o camines mucho, puede controlarse con un mejor ritmo de vida y sesiones constantes de electroestimulación que permiten que los tendones se mantengan relajados y su flexibilidad aumenta de forma tal que habrá menos sensación de cansancio.

Lesiones en los ligamentos de la rodilla 

Cuando de lesiones en los ligamentos se trata es recomendable que primero bajen los niveles de inflamación. La cirugía no se descarta en esta clase de lesiones. Y la clave para una cura total es tener un buen proceso de tratamientos de rehabilitación.

Estas lesiones, medicamente, se originan al estirarse o desgarrarse en casos más graves los ligamentos pueden incluso romperse. Es fundamental recurrir a un médico. Una vez que este lo haya autorizado se deberá emplear la electroestimulación para que los ligamentos recuperen la condición correcta de su tejido.

Se recomiendan sesiones con electroestimulación TENS de intensidad intermedia de 2 a 3 veces por semana, según la gravedad el tiempo varía, pero puede ser por un mes aproximadamente.

Electroestimulación en el entrenamiento tradicional de la rodilla

Ahora, si te encuentras en perfectas condiciones físicas y tus rodillas no representan ningún problema, también debes considerar tratarlas constantemente.

Así es, la mayoría de los entrenadores y especialistas en el campo fitness recomiendan sesiones de electroestimulación para las rodillas en un entrenamiento tradicional, porque permite que las articulaciones se mantengan relajadas y a su vez se puedan mantener con suficiente elasticidad y resistencia ante los entrenamientos constantes, que, en tiempo futuro, pueden ofrecer un desgaste o lesiones en las rodillas.

Sesiones de una a dos veces por semana serán suficiente para que tus rodillas te lo agradezcan y puedas seguir entrenando con la misma intensidad que lo haces constantemente. También es bueno, según el nivel de entrenamiento usarlo mientras estás ejercitándote.

Correcta colocación de los electrodos en las rodillas 

El uso adecuado de los electrodos en la zona de las rodillas dependerá siempre del tipo de lesión que haya.  Probablemente solo se aplique una sesión en la pierna afectada. Sin embargo, existe la posibilidad de colocar la sesión en ambas piernas para disminuir la sensación de cansancio y el esfuerzo que hace.

Para colocar los electrodos, se puede poner directamente en la zona afectada o a unos centímetros de sitio. Es necesario mantener la pierna en estado de reposo. Los electrodos se colocarán tanto en la parte de adelante como en la parte de atrás. En un tiempo específico que varía de 30 a 45 minutos.

Recomendaciones para prevenir lesiones en las rodillas

Para prevenir lesiones, tanto en la rodilla como en otras zonas del cuerpo es indispensable que seas coherente con las actividades que realizas.

En caso de las actividades deportivas: es un requisito obligatorio realizar un calentamiento antes de entrenar. Se recomienda utilizar una sesión corta de electroestimulación TENS antes de iniciar con un entrenamiento fuerte.

Tomar abundante agua y consumir alimentos que contengan Omega3 también es otro elemento importante, la alimentación balanceada será la clave para una condición física idónea.

Si, por el contrario, no eres de los que se ejercita constantemente, deberás usar zapatos cómodos, usar pocos tacones altos para evitar daños en los ligamentos. Subir escaleras apoyándose de ambas piernas y no dejando que la fuerza recaiga en una sola.

Usar la electroestimulación en las rodillas, con o sin lesiones es una de las mejores recomendaciones. Porque si tienes una lesión podrá sanar rápidamente y lo mejor es que puedes usarlo tantas veces desees. Y si no tienes ningún daño en esta articulación entonces te permite mantenerla descansada y evitar los desgastes.

Siempre deberás consultar a tu médico si sientes alguna dolencia o incomodidad en las rodillas para que éste pueda brindarte las mejores opciones de rehabilitación.

Además de electroestimuladores Rodilla puedes encontrar aquí otros tipos...